17 años

Mierda escrita por Guillermate 12 mierdas en comentarios Etiquetas: ,

Si pincháis sobre la entrada que estáis leyendo y miráis la barra de direcciones veréis que pone 17 anos. Probablemente sea lo más gracioso que veáis en esta entrada, quedáis avisados
Hace unos días cumplí 17 años. Como viene siendo tradición desde tiempos inmemoriales (desde hace un año) escribo un post de celebración, que además así no tengo que pensar nada nuevo para el blog.

Es curiosa la actitud de las madres cuando sus hijos cumplen años. La mía, y supongo que la de todos, se pasa el día recordando el día en que nací. "Qué calor hace hoy, el mismo que el día en que naciste". Bueno mamá, es lo que tienen las estaciones, que siempre son en los mismos meses. O éso de "Con lo nerviosa que yo estaba y lo tranquilo que estaba tu padre". Es típico de él no atacarse por nada.

Un dato interesante es que desde que nací ya empezaron a joderme los curas. No sé que les hice yo pero cuando me fueron a bautizar, el cura le dijo a mi madre: "Lo va a llamar Fernando, ¿no? Como nació el día de San Fernando". Y una puta mierda. Y ya si quieres, me juntas también los reyes con el cumpleaños y el santo, para tener menos regalos. ¿Y si llego a nacer el día de, que te digo yo, Santa Marta? ¿Me llaman Marta no? A mi éso que me hizo el cura ese día me sentó como un jarro de agua fría, literalmente. Éste hay que pararse a pensarlo.

Otro fenómeno curioso de los cumpleaños son las felicitaciones. Ahora con ésto de las redes sociales te puede felicitar hasta Obama. Aún estoy esperando su felicitación por Twitter señor presidente. Personas con las que no hablas en todo el año te felicitan por Tuenti. Paréntesis. Tiene tela Tuenti. Cada día ponen las cosas de una manera. Un día los comentarios así, otro día de otra forma. La próxima idea es darte una clave secreta con cada comentario para que lo busques tú. Su última modificación será cambiarse el nombre por Fakebook. Cierro paréntesis.

Todos decimos que nos da igual que nos feliciten o que nos hagan regalos, pero cuando nos despertamos por la mañana y salimos del dormitorio estamos como expectantes para ver si nos felicitan. Pero luego te felicitan y dices: "¡Anda es verdad! ¡Si es mi cumple! Más falsos no podemos ser.

Yo para los regalos soy muy raro. No quiero que me hagan regalos, porque entonces yo tengo que pensar un regalo más awesome que el que me hicieron a mí. Por ejemplo, este año mi amigo me ha regalado las 4 primeras temporadas den DVD de Cómo conocí a vuestra madre. ¿Cómo compito yo con éso? Una de dos, o le ofrezco mi vida, o me lo llevo de putas.

21 días sin Coca - Cola (marca registrada)

Mierda escrita por Guillermate 3 mierdas en comentarios Etiquetas: ,

Hace una semana o dos fui al médico porque tenía fuertes dolores de estómago por la zona del pecho, bueno, ya sabéis donde está el estómago. Después de hacer cola 123452364269573 horas (este chiste siempre lo hago, pero es que me encanta exagerar) entré a la consulta.

Me desnudé para no perder tiempo pero me dijo el médico que no hacía falta. Él se lo perdía, luego que no venga detrás mía. Me preguntó que donde tenían el dolor y después de media hora discutiendo donde se encontraba el estómago y de buscarlo en Wikipedia me dijo que el dolor podía ser problema de los gases.

¿Gases? ¿Son gases Marge?

-¿Gases doctor? ¿A qué se refiere?
- A bolsas de aire dentro del estómago que te producen dolor.
- No le sigo doctor, ahórrese la jerga de médico, soy un mero estudiante de bachiller.
- Me estoy refiriendo a aerofagia.
- Creo que ya hablamos el mismo idioma.
- Me alegro.
- Porque estamos hablando de gases, ¿verdad?

El caso es que yo soy aficionado al sano vicio de la Coca - Cola (marca registrada) y suelo pimplarme alguna que otra botella al día. No sé como, el médico asoció ésto al problema de los gases y me ha dicho que mientras siga con la medicación no debería tomar Coca - Cola (marca registrada). Ni siquiera la dulce cola de Hacendado. Ni siquiera un puto jodido sevená. Y aquí estoy, con el mono.

Yo con el mono

Mientras tanto me he estado alimentando a base de puto Trina. No he visto bebida peor que el Trina de naranja. Bueno sí, el agua. Y es curioso porque la medicina que me mandó para lo de los gases resulta que tiene gas y tengo que estar media hora moviéndola con una cuchara hasta que se disuelva en el agua y se le vayan las burbujas. Mi pregunta es: ¿por qué coño hacen una medicina para curar los gases que tiene gas? ¿Qué será lo próximo? ¿Una cura para el sida cuyos efectos secundarios son que da sida?

Bueno ya está, no quiero aburrir. Me voy a tomarme unos zumos de piña.

Viaje al centro de la tierra

Mierda escrita por Guillermate 0 mierdas en comentarios Etiquetas:

No he escrito en mucho tiempo porque olvidé la contraseña del blog. Luego la recordé, pero olvidé que tenía un blog. El otro día pisé una mierda por la calle y me acordé de él.

Ayer estuve de excursión con el instituto en Almería y, entre otras cosas, estuvimos viendo las cuevas de Sorbas.

Cuando el profesor nos dijo que ibamos a ver unas cuevas pensé en que iba a ser un paseo dentro de una montaña. Pero no fue exactamente así. Ahora entiendo porque nos pusieron en el autobús tantos capítulos del Último superviviente.

Al llegar al lugar de la cueva nos dieron unos cascos con linterna muy guays. Como adolescentes que somos, las mujeres se echaron 123456784321 fotos con los cascos puestos y los hombres estuvimos 10 minutos dándonos cabezazos entre nosotros. Pero era un mero ensayo de resiliencia, es que somos del tecnológico.

Bajamos a las cuevas y los primeros minutos de trayecto estuvieron chupados. Aunque me di un golpe de traumatismo craneoencefálico, gracias al casco sobreviví. Además, los golpes que me di antes de entrar a la cueva con el resto de tíos fueron mucho más fuertes. Todo iba bien, there was no problem.

Pero todos nos ibamos dando cuenta de que el camino se iba haciendo más difícil cada vez. Cuando me tuve que arrastar para llegar a la próxima cámara de la cueva me percaté de que no era tan fácil como me esperaba. Por suerte me puse chandal ése día. Sin embargo, otro compañero, no tan inteligente como comprobaréis, se vino en vaqueros con sus converse.

Vamos a ver, no hay que ser extremos. No hay que llevar chándal cada día. Que le preguntas a un cani por qué lleva chandal cada día y te dice: "Es que me gusta ir cómodo". Bueno, señor cani, a mi también me gusta ir cómodo y no por ello salgo a la calle en pijama. Pero tampoco hay que hacer como mi compañero y no ponerse nunca chándal. ¿Os imagináis al último superviviente grabando sus programas en plató, digo, en traje? No tiene sentido. Niños, tenéis que saber elegir el tipo de prenda en cada momento.

Volviendo al tema cuevas, el trayecto fue difícil, pero por suerte soy un tipo con un gran sentido del humor y solo lloré tres veces. Además, apenas me entró el pánico cuando tenía el agua al cuello, literalmente. Lo que sí me sorprendió mucho fueron las ramas de árbol estratégicamente colocadas. Es increíble lo precisa que puede ser la naturaleza a veces.

Pero basta de cosas negativas. Tengo que reconocer que fue una experiencia muy interesante. Y ahora, si me disculpan, tengo que asistir al funeral de uno de mis compañeros.

Tema hecho por: Reiki | Convertido a Blogger por Blogger au bout du doigt y Blogger Mastering
© 2009-2010 Mierda en palabras por Guillermo