Mierda escrita por Guillermate

Virgen santa que caló. Aquí en Jaén estamos a 104 grados. Bueno vale, son Farenheit. El caso es que hace caló. Y lo estoy notando. Lo estoy notando porque ahora me tengo que duchar cada día y tengo menos ganas de trabajar (bueno esto ya pasaba antes, lo primero no tonto, lo segundo). Pero yo soy un tío que se crece ante la adversidad. ¿Qué hace caló? Mejor para mí.

OPCIÓN 1
Uso el caló de la calle para hacer evaporar agua que pasará por una turbina moverá el eje de un alternador y dara energía eléctrica para, por ejemplo, un calefactor(no se me ocurre otra máquina en la que usarla).
OPCIÓN 2
Reflejo toda la energía en un objeto hasta que se vuelva incandescente (esto puede tardar un poco) y esa energía lumínica será empleada por el cargador solar de mi movil, muajaja. Ahora lo que falta es comprar un cargador de esos.
OPCIÓN 3
Invitó a mis amigas a mi casa y espero a que se quiten la ropa (esto es menos probable que que el objeto se vuelva incandescente). Como dice el lema: "La energía atrae amigas". Nota: Hacer amigas
OPCIÓN 4
Si la opción 3 no funciona, repetirla sustituyendo las amigas por amigos
OPCIÓN 5
Si la opción 4 funciona, pase lo que pase, repito, pase lo que pase, no me replantearé mi condición sexual. Solo un poco.
OPCIÓN 6
Montar un chiringuito de sardinas y panceta sobre la carcasa de mi ordenador portátil. Nota: El dinero que gane podría atraer amigas y después más caló
OPCIÓN 7
Montar un industria siderúrgica en mi habitación.
OPCIÓN 8
Aprovechar los geisers que estan empezando a salir del suelo del cuarto de baño para hacer unas termas.
OPCIÓN 9
Usar el caló en el cuarto de baño para hacer una sauna y perder los kilos que me sobran. Nota: No intentar buscar de nuevo los kilos perdidos
OPCIÓN 10
Utilizar el tema de la caló para escribir un post en tu blog. Nota: Hacerse un blog (¿qué ya tengo uno?) Nota 2: No hacer caso a la nota de la opción 10.

Bueno, si seguimos estas diez reglas de oro fundido no nos molestará el caló y estaremos deseando que llegue ya el del año que viene. No me deis las gracias, tan solo pagadme con un poco de caló